La importancia del Juego en las niños y jóvenes en el mundo tecnológico de hoy

Lo importante para tener en cuenta:

En su artículo Naran Xadul (2016) manifiesta lo siguiente: “Cuando tu hijo se enoja y entra en berrinches, ¿le das tu tablet o celular para tranquilizarlo? Calmar a tu hijo dándole la tablet es una herramienta muy usada por los padres en estos días.” Algunos piensan que así se entretienen y lo dejan tranquilo al progenitor, deja de molestar. “Sin embargo, varios estudios de la Universidad de Boston confirman que le están haciendo más daño de lo que se cree. ¿Por qué? Al darle la Tablet cuando llora le estás quitando la posibilidad de aprender a autorregularse por sí mismo. Además, se encontró que usar estos aparatos en exceso afecta el desarrollo de la empatía y deteriora las habilidades sociales y de resolución de problemas. Si al momento del berrinche en lugar de distraerlo con tu celular, trata de contener, de escuchar y de motivarlo para superar, lo más rápido posible, solito su frustración. Así, le estarás reforzando una herramienta importantísima que necesitará toda la vida. Su mecanismo de autocontrol”

Tiempo ante la pantalla

He aquí algunos consejos prácticos para hacer más productivo el tiempo que pasan los niños delante de pantallas.

  • Haga que en las habitaciones donde haya televisores, computadoras y otros dispositivos que contengan pantallas estén provistas de abundantes objetos de entretenimiento que carezcan de pantalla(libros, revistas para niños, juguetes, rompecabezas, juegos de mesa, etc.) para animar a su hijo a hacer algo no relacionado con las pantallas.
  • Tenga los televisores, los iPads y otras pantallas fuera de la habitación de su hijo.
  • Apague todas las pantallas durante las comidas.
  • No permita que su hijo vea la televisión mientras hace los deberes.
  • Trate el tiempo de televisión como un privilegioque su hijo se tiene que ganar, no como algo a lo que tiene derecho sin más. Dígales que solo está permitido pasar tiempo delante de pantallas cuando hayan acabado sus tareas domésticas y sus deberes escolares.
  • Pruebe a prohibir la televisión entre semana. Entre los deberes, las actividades deportivas y las responsabilidades laborales, resulta difícil encontrar tiempo para estar con la familia durante la semana. Grabe los programas que pongan entre semana o resérvense tiempo de videojuegos para los fines de semana, y dispondrán de más tiempo para disfrutar en familia de las comidas, los juegos y las actividades físicas durante los días laborables.
  • Sea un buen ejemplo. Limite el tiempo que usted dedica a ver la televisión y estar con su celular.
  • Revise la programación de televisión y las reseñas sobre los programas. Busque programas que pueda ver toda la familia (como programas adecuados para la edad de su hijo, no violentos y que refuercen los valores familiares). Elija programas que estimulen el interés y el aprendizaje relacionados con las aficiones y la educación (lectura, ciencia, etc.).
  • Vea los programas antes que su hijo. Asegúrese de que los programas son apropiados antes de que los vea su hijo.
  • Básese en la clasificación por edades de los contenidos. Algunos programas de televisión utilizan la clasificación de sus contenidos por edades, lo que suele aparecer en la programación de la televisión que publican los periódicos y en la pantalla durante los primeros 15 segundos de cada programa.
  • Utilice las herramientas de selección. Muchos televisores nuevos disponen de chips antiviolencia (llamados V-chips), que permiten bloquear los programas y películas que usted no desea que vea su hijo por ser violentos.
  • Elabore un programa de televisión para toda la familia. Trate de que sea algo en lo que toda la familia esté de acuerdo. Después colóquelo en algún lugar de la casa claramente visible (como en la nevera), para que todos sepan qué programas se pueden ver y cuándo. Y asegúrese de apagar el televisor cuando se acabe el programa seleccionado, en vez de empezar a cambiar de canal buscando algo más que ver.
  • Vea la televisión y juegue a videojuegos con su hijo, para estar seguro de que los contenidos son adecuados para él.
  • Infórmese sobre las políticas que siguen otras personas sobre la televisión. Hable con otros padres, el médico y los profesores de su hijo sobre sus políticas para ver la televisión y sobre los programas adecuados para niños que ellos recomiendan.
  • Plantee alternativas sin pantallas que sean divertidas. Si usted quiere que su hijo apague el televisor, sugiérale alternativas, como jugar a un juego de mesa, al escondite o al aire libre.

Hablar es importante

Hable con su hijo sobre lo que ven en las pantallas y comparta con él sus creencias y valores. Si aparece algo en la pantalla que usted desaprueba, apague el aparato y aproveche la oportunidad para hablar con su hijo.

He aquí algunas sugerencias.

  • “¿Te parece que ha estado bien cuando esos hombres se han empezado a pelear? ¿Qué otras cosas podrían haber hecho?” ¿Qué habrías hecho tú?
  • “¿Qué opinas sobre cómo se estaba comportando esa gente en la fiesta? ¿Crees que lo que estaba haciendo estaba mal?”
  • Si se discrimina o se maltrata a algunos personajes o a un grupo de personas, hable sobre lo importante que es tratar a todo el mundo por igual, a pesar de las diferencias.

Puede utilizar programas y juegos para hablar sobre situaciones confusas y para expresar sus opiniones sobre temas difíciles (sexo, amor, drogas, alcohol, tabaco, trabajo, comportamiento, vida familiar). Enseñe a su hijo a hacerse preguntas y a aprender a partir de lo que ven en las pantallas.