LA EDUCACION EN EL TERCER MILENIO “Un desafío, un imperativo, una esperanza”

 

LA EDUCACIÓN EN EL TERCER MILENIO

“UN DESAFÍO, UN IMPERATIVO, UNA ESPERANZA”

Si… eres capaz de entender a tus alumnos en su fase evolutiva.

Si…puedes ver en ellos las formas deseables de comportamiento como punto de llegada y no de partida.

Si…estás convencido de sus posibilidades de aprender.

Si…confías en su capacidad para juzgar.

Si…te conmueve la confianza con que se entregan a ti.

Si…los aceptas como son en su realidad humana y social.

Si…te esfuerzas por hacer que cada uno produzca lo que puede y no lo que desearías que produjese.

Si…los llevas a vencer sus dificultades, sus limitaciones o fracasos, sin humillaciones ni frustraciones inútiles.

Si…consigues crear un ambiente de trabajo, confianza y optimismo, en el que ellos no tengan temor a equivocarse.

Si…no te fastidia verlos reaccionar de manera diversa a los estímulos que le proporcionas.

Si…los animas a que realicen un constante esfuerzo de autosuperación.

Si…consigues auscultar sus más íntimas aspiraciones.

Si…los estimulas a emitir opiniones aún contrarias a las tuyas.

Si…ellos se sienten como una persona que no es autoritaria, ni castiga, sino que estás dispuesto a socorrerlos en sus dificultades.

Si…abres tu corazón y la inteligencia a los aspectos trascendentales de la vida.

Si…llegas a preocuparte por su futuro.

Si…los llevas a sentir la fascinación de lo desconocido.

Si los llevas más a reflexionar que a memorizar.

Si…haces que sean más participativos que espectadores.

Si…fomentas en ellos el respeto al prójimo.

Si…consigues relacionarte con ellos sobre la base de la espontaneidad, la comprensión, la amistad y el respeto mutuo.

Si…consigues entusiasmarlos por el hombre, la sociedad y la naturaleza, con el entusiasmo que impulsa a las grandes aventuras.

Si…te contentas con escuchar más que con hablar.

Si…estás dispuesto a dar más que a recibir.

Si…tienes más condiciones para comprender que para ser comprendido.

Si…te emociona la vista de tantas criaturas que dependen de ti para el florecimiento de su creatividad, su conciencia, su libertad y su responsabilidad, entonces puedes decir:

“SOY MAESTRO”

U.N.A.D.E.N.I